18 febrero, 2016

Las 5 claves de Nacho Gadea para dirigir con éxito la sala de un restaurante

 

Nacho Gadea | Foto: Pablo Carballo
Nacho Gadea, director de sala del restaurante AskuaBarra | Foto: Pablo Carballo

 

El cliente abre la puerta del local y entra en un restaurante. En ese momento, comienza su experiencia gastronómica. La forma de ser recibido, las recomendaciones, el trato, todo cuenta. Por eso la atención en sala es tan importante. Es otra de las claves que Ricardo Gadea, mejor director de sala 2013 según la Academia Valenciana de Gastronomía, ha inculcado a sus hijos, en especial a Nacho Gadea, aparte de la pasión por el producto.

Nacho es jefe de sala del restaurante AskuaBarra. En su labor, es meticuloso y perfeccionista, no solo porque de casta le venga al galgo, también porque su carácter y su formación internacional han ido puliéndole como profesional de sala. Él mismo nos revela algunas de sus claves para dirigir la sala de manera exitosa.

 

Formación del personal

Nacho Gadea es experto en lo referente al producto y a los vinos que se ofrecen en AskuaBarra. Su objetivo es que los profesionales que le acompañan, Vicente Raja y Paola Soporsky, también tengan una formación profunda al respecto. El valenciano explica que, como mínimo, su equipo tiene que saber “cuatro o cinco claves” de todo lo que se ofrece. Por ejemplo, explica el funcionamiento de su sistema en lo referente a vinos: “Inculco nociones básicas de los vinos: variedad, tipo de vino, denominación de origen y demás”.

Tres cuartos de lo mismo con lo que atañe a la materia prima. Abanderado del producto de calidad, el restaurante AskuaBarra mantiene una comunicación constante con sus proveedores, que, de hecho, aparecen en la propia carta del local. “No haríamos un buen trabajo si no fuéramos capaces de trasladar lo que ellos nos trasladan a nosotros”, apunta el mayor de los hermanos Gadea.

 

Conocimiento de la cocina en primera persona

Para Nacho es también importante establecer sinergias con la cocina de Jorge Gadea, jefe de cocina del local. Por eso, todo el personal de sala entra periódicamente a echar una mano en los fogones del restaurante: “Tanto Vicente, como Paola, como yo intentamos entrar en cocina, al menos, durante un servicio a la semana”.

El propósito de esto es que el equipo que atiende directamente a la clientela tenga un conocimiento profundo sobre “elaboraciones, tiempos, etcétera”. De esta forma, las explicaciones y los consejos a los comensales serán más acertados y, además, se consigue generar empatía entre las dos áreas del local. “Entrar en cocina nos ayuda a comprender a nuestros compañeros de dentro y los platos que ofrecemos”, resume Nacho.

 

Atención personalizada

“Pretendemos que todos los clientes se sientan como en casa”. El jefe de sala de AskuaBarra explica que tiene unos comensales bastante fieles: “Rara es la ocasión en la que un cliente no vuelve. Es una sensación muy refrescante para mí”, apunta. La cordialidad, la educación y la construcción de una relación cercana, con detalles como “recordar a los comensales que vienen por segunda o tercera vez”, son fundamentales.

 

Confianza en el proyecto

“Creo absolutamente en lo que vendo”. Nacho Gadea explica que si algo tenían claro tanto Jorge como él es que AskuaBarra iba a ser un proyecto basado en comida de calidad. “Si no fuera así, me resultaría muy difícil trabajar”, apunta. Orgulloso del diseño trazado gracias a la combinación de habilidades y conocimientos de los dos hermanos, el director de sala dice sin que le tiemble la voz: “Ofrecemos un producto fantástico y una ejecución a la altura”.

Esa confianza hace que Nacho agradezca especialmente dar la bienvenida a comensales dispuestos a dejarse llevar: “Lo que más me gusta es recibir clientes que me hablen de sus restricciones y luego confíen en mis consejos y mis guías. Eso me asegura que voy a esbozar para ellos una experiencia AskuaBarra completa”.

 

Servicio informal pero clásico

AskuaBarra es un concepto de restaurante más informal que Askua Valencia, pero las bases sobre las que se construyen los cimientos de ambos son las mismas o, en palabras de Nacho: “Tratamos de hacer lo que hemos visto en casa”. A eso se refiere el valenciano cuando habla de trato informal pero de corte clásico, “con cambio de cubiertos por plato y atención de servicio de vino muy detallada”.

 

Artículos relacionados

Entrevista a Jorge Gadea, jefe de cocina de AskuaBarra.

AskuaBarra, el sueño de los hermanos Gadea.

AskuaBarra cumple su primer aniversario.

2 Comments

  • Susy
    18 febrero, 2016

    Me encantò este articulo! Voy a comer en vuestro restaurante por cierto cuando serè en Madrid 🙂

  • admin
    30 agosto, 2016

    ¡Gracias, Susanna! ¡Aquí te esperamos!

¡Danos tu opinión!